Utilidad pública

Declaración de Utilidad Pública supone, para la asociación, la posibilidad de acogerse al régimen fiscal más favorable que existe en España para las personas jurídicas. Este régimen fiscal es exactamente el mismo que el previsto para las fundaciones.
Tales beneficios fiscales se concretan en una rebaja considerable del tipo impositivo en casi todos los impuestos.

Por ejemplo, el tipo impositivo en el Impuesto sobre Sociedades es del 10%; también hay exención del IAE (Impuesto de Actividades económicas) respecto de todas las explotaciones económicas que estén exentas del Impuesto sobre Sociedades; asimismo, hay exención en el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles); exención en el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (antigua plusvalía); exención en el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) cuando todas las entregas de bienes y prestaciones de servicios son realizadas por la entidad a título gratuito; y exención en el ITPyAJD ( Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos)

También las personas, físicas o jurídicas, que realicen aportaciones económicas a estas asociaciones, tienen la posibilidad de desgravar dicha aportación en su declaración correspondiente: IRPF para las personas físicas, Impuesto sobre Sociedades para las personas jurídicas.